LAS BONDADES DE LA MERCADOTECNIA

{:es}Conocer las características socioeconómicas y demográficas del mercado, así como sus preferencias de consumo es fundamental para descubrir y desarrollar áreas de oportunidad empresariales y comerciales. Por ello, hoy más que nunca es necesario utilizar las valiosas herramientas que nos brinda la mercadotecnia para desarrollar un negocio.

Una de las grandes diferencias entre abrir un negocio en Estados Unidos y uno en México radica en la diferencia demográfica entre ambos países.

Darse cuenta del poder que tiene la clase media a ambos lados de la frontera, y cémo influye en la economía a nivel mundial, ayuda a los empresarios a pensar más detenidamente en su plan de negocios, especialmente en la sección de mercadotecnia.

La clase media es la que impulsa el desarrollo económico de un país pero al mismo tiempo es la que siempre se ve afectada por los ciclos económicos, porque aunque es cierto que es un tema cíclico; también cíclicamente esta clase se reduce para luego regresar a sus niveles normales.

Desafortunadamente en estos tiempos la clase media se ha visto reducida tanto en USA como en México porcentualmente hablando.

La clase alta siempre va a buscar formas de pagar menos impuestos, es algo natural, tienen los medios para buscar deducciones vías abogados y contadores, entre otras estrategias, además de su poder empresarial e influencia en el cabildo para crear o modificar leyes a su favor.

Por su parte, la clase baja tiene muy pocos ingresos y por ende le es difícil el acceso a la educación, y esa falta de preparación los hace ignorar muchas leyes que la protegen y por esa falta de recursos representan más un costo que un ingreso para un país.

Finalmente la clase media es la que empuja un país, formada por quienes buscan comprar un mejor auto, tener mejor educación, mejores viajes, mejores escuelas para sus hijos, buscan seguros de educación y de vida, también proteger sus activos, y sobro todo, es la que paga mas impuestos. Por todos estos motivos es que esta clase es la que sostiene un país.

Revelaciones de la aproximación demográfica Tomando en cuenta estas consideraciones acerca de las clases sociales en la economía, es importante observarlas demográficamente.

Por ejemplo en México la clase alta representa apenas 2 millones de personas mientras que la clase media representa según el INEGI el 39% de la población es decir alrededor de 43 millones de personas con un poder adquisitivo muy por debajo del mismo de nuestro vecino país del norte o sea ingresos menores a los $25,000 US anuales.

Mientras que en USA hay cerca de 175 millones de americanos de clase media, cuatro veces más que México, con ingresos superiores a los $60,000 US anuales; y 23 millones de personas en la clase alta, 10 veces mas que México, es decir, más del 60% de la población americana está gastando cualquier cantidad de dinero cada día.

De ahí su reputación de ser un país de consumo y la economía más grande del mundo.

Por esta razón es que países primermundistas como Alemania, Japón y Suecia, entre otras, nunca desean que la economía americana caiga.

Estados Unidos es el país que vende mayor número de BMW y Mercedes en el mundo, lo mismo con con las marcas Toyota y Volvo, y ni hablar del equipo electrónico, como el caso de SONY, SAMSUNG, Mitsubishi. Es la nación que más champagne y tequila consume (aunque nos duela) y la lista es enorme.

Entre dos naciones:

Al hacer una comparación entre la economía americana y la de México, es fácil darse cuenta de lo siguiente:

  • La cantidad de mercado a la que hay que llegar es inmensamente mayor en Estados Unidos.
  • Existe por ello una complejidad para llegarle a este mercado americano.
  • Por ser la economía más grande del mundo, hay gran competitividad en EUA, todo el mundo quiere vender algo a este país.
  • En EUA, el acceso al dinero es sencillo y nada complejo, lo cual a veces ha perjudicado al mundo, basta recordar el reciente crack inmobiliario del 2007.

Buscando ser protagonistas en el mercado.

Si queremos entrar al mercado americano hay que tener bien establecida nuestra estrategia de marketing, ya que es lo más indicado para poner nuestro producto o servicio en manos de este atractivo mercado de mas de 200 millones de consumidores y la complejidad que esto trae consigo.

Participar en este mercado es una cosa seria, pues empresarios alemanes japoneses, ingleses, etc quieren hacer negocios con los americanos. Esto quiere decir que estamos tratando de hacer negocios en USA y compitiendo con todo el mundo en un mismo país: el mercado mas competitivo del mundo.

Por ello me asombra ver empresarios mexicanos que abren negocios en USA sin ninguna estrategia de mercado y peor aún, sin una estrategia financiera que los respalde, pues además éstas las hacen con un solo plan. Me hacen pensar existe una soberbia que los hace creer que su estrategia
es tan buena que NO va a fallar.

¿De verdad se piensan que su estrategia no va a fallar?

Lo único de lo que debemos de estar seguros es que necesitaremos un plan B, un plan C, un plan D, un plan E y así hasta la Z y más si es necesario. Los negocios no se hacen con sólo un plan bajo el brazo, de hecho, pienso que una característica adicional que debe de tener el empresario hoy en día, es la de estar en una constante búsqueda de capital.

¿Tienes lo necesario?

Debemos de reflexionar antes de ingresar a este mercado, ¿somos auténticos empresarios o somos administradores de negocios? Un auténtico empresario enfrenta el riesgo todos los días a todas horas, vive con esa adrenalina minuto a minuto, es una persona creativa, perfeccionista, siempre está preguntado por qué, es como un alumno, por esta razón es que crea empresas con ideas nuevas y abre nuevas alternativas e innovadoras tendencias de negocios. Steve Jobs lo hizo con Apple, Larry Page y Serguéi Brin con Google y actualmente Travis Kalanick lo está realizando con Uber, empresarios que han vivido con el riesgo latente.

Este tipo de personas generalmente no son buenas administradoras de negocios porque tienen en su ADN esa tendencia a ser tan creativos  que una vez que su negocio se vuelve estable, les gana su naturaleza y empiezan a ser creativos y en ocasiones ellos mismos destruyen su negocio.

Por otro lado están los administradores de negocios, que suelen ser personas con baja tolerancia al riesgo y que normalmente ven los gastos como una amenaza para la empresa y tratan de ahorrar hasta en el café de la oficina, lo que los hace excelentes en su labor. Pero precisamente por esta razón es muy difícil que ellos inicien un negocio, una nueva idea, pues todo debe de ser planeado y el riesgo minimizado.

Lo ideal es conocernos a nosotros mismos y determinar cuál es nuestra característica intrínseca; si somos empresarios, emprendamos nuestras ideas, seamos creativos y llevemos esa idea al punto de convertirla en un negocio exitoso y estable y luego en ese punto pasemos la estafeta a un administrador de negocio que nos ayude a la consolidación de esa gran idea y empecemos de nuevo con otra nueva idea, repitiendo el proceso.

Hay muchas otras variables que hacen que nuestras estrategias de negocio fallen en el primer intento, los que hemos empezado un negocio sabemos que eso es parte de la aventura de iniciar una empresa.

Sin embargo, si hacemos bien nuestra tarea y realizamos un estudio de mercado eficiente, así como un buen Plan de Negocios e incluimos diversas alternativas de financiamiento para sustentar los planes de mercadotecnia que lleven a nuestra empresa hacia el éxito, podremos tener la paz mental y la confianza de poder iniciar un negocio con futuro en los Estados Unidos.{:}{:en}Conocer las características socioeconómicas y demográficas del mercado, así como sus preferencias de consumo es fundamental para descubrir y desarrollar áreas de oportunidad empresariales y comerciales. Por ello, hoy más que nunca es necesario utilizar las valiosas herramientas que nos brinda la mercadotecnia para desarrollar un negocio.

Una de las grandes diferencias entre abrir un negocio en Estados Unidos y uno en México radica en la diferencia demográfica entre ambos países.

Darse cuenta del poder que tiene la clase media a ambos lados de la frontera, y cémo influye en la economía a nivel mundial, ayuda a los empresarios a pensar más detenidamente en su plan de negocios, especialmente en la sección de mercadotecnia.

La clase media es la que impulsa el desarrollo económico de un país pero al mismo tiempo es la que siempre se ve afectada por los ciclos económicos, porque aunque es cierto que es un tema cíclico; también cíclicamente esta clase se reduce para luego regresar a sus niveles normales.

Desafortunadamente en estos tiempos la clase media se ha visto reducida tanto en USA como en México porcentualmente hablando.

La clase alta siempre va a buscar formas de pagar menos impuestos, es algo natural, tienen los medios para buscar deducciones vías abogados y contadores, entre otras estrategias, además de su poder empresarial e influencia en el cabildo para crear o modificar leyes a su favor.

Por su parte, la clase baja tiene muy pocos ingresos y por ende le es difícil el acceso a la educación, y esa falta de preparación los hace ignorar muchas leyes que la protegen y por esa falta de recursos representan más un costo que un ingreso para un país.

Finalmente la clase media es la que empuja un país, formada por quienes buscan comprar un mejor auto, tener mejor educación, mejores viajes, mejores escuelas para sus hijos, buscan seguros de educación y de vida, también proteger sus activos, y sobro todo, es la que paga mas impuestos. Por todos estos motivos es que esta clase es la que sostiene un país.

Revelaciones de la aproximación demográfica Tomando en cuenta estas consideraciones acerca de las clases sociales en la economía, es importante observarlas demográficamente.

Por ejemplo en México la clase alta representa apenas 2 millones de personas mientras que la clase media representa según el INEGI el 39% de la población es decir alrededor de 43 millones de personas con un poder adquisitivo muy por debajo del mismo de nuestro vecino país del norte o sea ingresos menores a los $25,000 US anuales.

Mientras que en USA hay cerca de 175 millones de americanos de clase media, cuatro veces más que México, con ingresos superiores a los $60,000 US anuales; y 23 millones de personas en la clase alta, 10 veces mas que México, es decir, más del 60% de la población americana está gastando cualquier cantidad de dinero cada día.

De ahí su reputación de ser un país de consumo y la economía más grande del mundo.

Por esta razón es que países primermundistas como Alemania, Japón y Suecia, entre otras, nunca desean que la economía americana caiga.

Estados Unidos es el país que vende mayor número de BMW y Mercedes en el mundo, lo mismo con con las marcas Toyota y Volvo, y ni hablar del equipo electrónico, como el caso de SONY, SAMSUNG, Mitsubishi. Es la nación que más champagne y tequila consume (aunque nos duela) y la lista es enorme.

Entre dos naciones:

Al hacer una comparación entre la economía americana y la de México, es fácil darse cuenta de lo siguiente:

  • La cantidad de mercado a la que hay que llegar es inmensamente mayor en Estados Unidos.
  • Existe por ello una complejidad para llegarle a este mercado americano.
  • Por ser la economía más grande del mundo, hay gran competitividad en EUA, todo el mundo quiere vender algo a este país.
  • En EUA, el acceso al dinero es sencillo y nada complejo, lo cual a veces ha perjudicado al mundo, basta recordar el reciente crack inmobiliario del 2007.

Buscando ser protagonistas en el mercado.

Si queremos entrar al mercado americano hay que tener bien establecida nuestra estrategia de marketing, ya que es lo más indicado para poner nuestro producto o servicio en manos de este atractivo mercado de mas de 200 millones de consumidores y la complejidad que esto trae consigo.

Participar en este mercado es una cosa seria, pues empresarios alemanes japoneses, ingleses, etc quieren hacer negocios con los americanos. Esto quiere decir que estamos tratando de hacer negocios en USA y compitiendo con todo el mundo en un mismo país: el mercado mas competitivo del mundo.

Por ello me asombra ver empresarios mexicanos que abren negocios en USA sin ninguna estrategia de mercado y peor aún, sin una estrategia financiera que los respalde, pues además éstas las hacen con un solo plan. Me hacen pensar existe una soberbia que los hace creer que su estrategia
es tan buena que NO va a fallar.

¿De verdad se piensan que su estrategia no va a fallar?

Lo único de lo que debemos de estar seguros es que necesitaremos un plan B, un plan C, un plan D, un plan E y así hasta la Z y más si es necesario. Los negocios no se hacen con sólo un plan bajo el brazo, de hecho, pienso que una característica adicional que debe de tener el empresario hoy en día, es la de estar en una constante búsqueda de capital.

¿Tienes lo necesario?

Debemos de reflexionar antes de ingresar a este mercado, ¿somos auténticos empresarios o somos administradores de negocios? Un auténtico empresario enfrenta el riesgo todos los días a todas horas, vive con esa adrenalina minuto a minuto, es una persona creativa, perfeccionista, siempre está preguntado por qué, es como un alumno, por esta razón es que crea empresas con ideas nuevas y abre nuevas alternativas e innovadoras tendencias de negocios. Steve Jobs lo hizo con Apple, Larry Page y Serguéi Brin con Google y actualmente Travis Kalanick lo está realizando con Uber, empresarios que han vivido con el riesgo latente.

Este tipo de personas generalmente no son buenas administradoras de negocios porque tienen en su ADN esa tendencia a ser tan creativos  que una vez que su negocio se vuelve estable, les gana su naturaleza y empiezan a ser creativos y en ocasiones ellos mismos destruyen su negocio.

Por otro lado están los administradores de negocios, que suelen ser personas con baja tolerancia al riesgo y que normalmente ven los gastos como una amenaza para la empresa y tratan de ahorrar hasta en el café de la oficina, lo que los hace excelentes en su labor. Pero precisamente por esta razón es muy difícil que ellos inicien un negocio, una nueva idea, pues todo debe de ser planeado y el riesgo minimizado.

Lo ideal es conocernos a nosotros mismos y determinar cuál es nuestra característica intrínseca; si somos empresarios, emprendamos nuestras ideas, seamos creativos y llevemos esa idea al punto de convertirla en un negocio exitoso y estable y luego en ese punto pasemos la estafeta a un administrador de negocio que nos ayude a la consolidación de esa gran idea y empecemos de nuevo con otra nueva idea, repitiendo el proceso.

Hay muchas otras variables que hacen que nuestras estrategias de negocio fallen en el primer intento, los que hemos empezado un negocio sabemos que eso es parte de la aventura de iniciar una empresa.

Sin embargo, si hacemos bien nuestra tarea y realizamos un estudio de mercado eficiente, así como un buen Plan de Negocios e incluimos diversas alternativas de financiamiento para sustentar los planes de mercadotecnia que lleven a nuestra empresa hacia el éxito, podremos tener la paz mental y la confianza de poder iniciar un negocio con futuro en los Estados Unidos.{:}